PREGUNTAS FRECUENTES

Aquí encontrarás las preguntas y respuestas más comunes relacionadas con la depilación láser. Si no encuentras tu pregunta, por favor contacta con nosotros.

En otoño es el mejor momento para empezar porque ya se ha perdido el bronceado del verano y queda tiempo por delante para poder recibir 3 a 4 sesiones antes del verano.

Con la sesión que se hace coincidir justo antes del verano y del bronceado estaremos asegurando que el paciente se mantenga depilado al menos dos meses.
 
Lo cual le permite disfrutar de toda la etapa estival sin preocuparse de su depilación.
 
Por eso, si tu pregunta es cuándo empezar, recuerda temporada de otoño.

Numerosos estudios demuestran que el láser elimina y destruye el pelo de forma permanente en un alto porcentaje del vello tratado, y en la gran mayoría de pacientes.


Aún con el equipamiento láser adecuado y los parámetros correctos en ocasiones queda algo de pelo residual (normalmente menos del 5%) que es necesario repasar con sesiones espaciadas de un año a más.
 
En algunos casos sí desaparece permanentemente. Depende del estado hormonal del cliente, dado que esto influye decisivamente en la fase del crecimiento del pelo.

Si el tratamiento no se hace en tiempo y forma correctas no será efectiva. ¿Qué significa?


El tratamiento hay que hacerlo cuando el profesional sanitario lo pauta, siempre respetando las fases de crecimiento del vello (fase anágena, catágena y telógena) que, en cada persona, son distintas.
 
No hay tiempos establecidos ni predeterminados, cada cuerpo, cada paciente, cada ciclo del vello… marcará los tiempos entre sesión y sesión.
 
Rasurar el pelo entre sesiones (cuando empieza a emerger y queda algo de tiempo para la siguiente sesión) para mantener un calibre más grueso del pelo, lo cual aumenta la eficacia.
 
Es más eficiente también asistir a la sesión con la piel lo más clara posible, para no vigilar las limitaciones que supone el color oscuro en la piel.
 
Una depilación con energía insuficiente, ya sea IPL o láser perjudican al paciente, tanto porque el pelo crece más despacio, se hace más fino, más claro y menos abundante.
 
Un pelo de estas características será muy difícil de eliminar hasta con el mejor láser del mercado.

Se recomienda siempre hacer una valoración previa del paciente, para verificar si el pelo tiene la carga de melanina suficiente para ser tratado.

 
Siempre que se trata de un vello grueso y de color negro o castaño, podrá depilarse más fácilmente con láser; si se trata de un pelo muy rubio será más difícil y un pelo blanco, no se podrá tratar con láser pues el pelo blanco carece de melanina.
 
En CEROPELOS contamos con médicos especialistas y laseroperadoras con formación específica para el uso de equipos láser de diodo de alta potencia.

En los últimos años han ido apareciendo espacios que ofrecen tratamientos de depilación láser realizados por personal poco cualificado y a precios muy reducidos.

 
Esto se explica porque trabajan con una aparatología poco o nada efectiva.
 
No acudir a centros especializados puede llegar a ser contraproducente teniendo en cuenta que, en la depilación láser.
 
Hay que adecuar los parámetros del haz de luz al tipo de pelo (negro, castaño etc.) y al tipo de piel (fototipo) principalmente para no obtener el efecto contrario.
 
Estimulando más el crecimiento del pelo.
 
Nosotros depilamos con equipos láser de diodo Terra, fabricados por Idrom Group, empresa española fabricante de equipos de alta calidad.
 
Un hecho que cada vez es más habitual es que personal no cualificado se atreve a manipular láseres que mal utilizados podrían causar quemaduras.
 
En CEROPELOS contamos con personal cualificado y una política de recursos humanos basada en la formación continuada. Nuestro personal es el patrimonio mas importante en la empresa.

Este método de depilación es más rentable que otros, si lo analizamos en su totalidad.

 
La inversión depende de la extensión de la zona a tratar.
 
Pero seguro que es menor que la suma total del coste de todas las depilaciones tradicionales, con el ahorro de tiempo que conlleva.

La depilación láser en nuestra clínica es dolorosa.

 
Al contrario, es un tratamiento suave y altamente tolerable.
 
Sólo se nota una leve y pasajera sensación de calor y/o pinchazo que se atenúa con el sistema de enfriamiento que posee el manípulo de nuestra máquina.
 
Es peligroso utilizar cremas anestésicas, ya que aumentaría el riesgo de quemaduras.
 
Un láser operador poco experto podría estar quemando la piel y el paciente no notarlo, en ningún caso debe aplicarse cremas anestésicas.

Cualquier zona del cuerpo que tenga el pelo apropiado es susceptible de ser depilada con láser.

 
Y es especialmente útil en aquellas zonas donde se producen intolerancias a la depilación tradicional como manchas, foliculitis, quistes, etc.
 
La piel irritada, con herpes o lesiones no debe ser fotodepilada.

Si, un día antes del tratamiento de depilación con láser debe rasurarse la zona a depilar, debe hacerlo con una cuchilla.

 
No depilar la zona a tratar con pinzas, cera o maquinas  depiladoras antes de cada sesión, ni durante el tiempo que dure el tratamiento.

La depilación es permanente y esto resulta muy cómodo para el paciente.

 
La realización de una serie de sesiones (unas 6 a 8 dependiendo de la zona) permite eliminar como media más del 85% del vello no deseado.
 
Además, a medida que avanza el tratamiento, el paciente se mantiene libre de pelo durante más tiempo, de forma que las sesiones se pueden espaciar cada vez más.
 
La fotodepilación láser también resuelve de forma totalmente eficaz, y en una o dos sesiones, los problemas de acné y foliculitis por pelo enquistado que pudiera tener el paciente.

No, cumpliendo las directrices que serán pautadas por su láser-operador/a, todo serán beneficios.

 En todo momento persiste el riesgo de calentar la piel de forma no deseada y producir lesiones de efecto térmico, en todo caso estas son pasajeras.
 
Nuestros equipos de fotodepilación láser cuentan con un sistema de refrigeración que protege la piel mientras se realiza el tratamiento, por lo que no disminuye la eficacia de la depilación.
 
Aparentemente, se trata de un tratamiento caro, pero si tomamos en cuenta que la depilación es permanente, finalmente será mas barato que depilarse con otros métodos, en términos de tiempo y de disponibilidad para realizar sus actividades, es  rentable, por lo que se considera una inversión económica. Evidentemente hablamos de un tratamiento de fotodepilación realizado con un equipo láser de calidad manipulado por profesionales de primer nivel.

¿Desea más información?

Call Now Button